En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información de las mismas en nuestra Política de privacidad.

El Entorno

Entorno

Ca s’Arader está ubicado en la calle Portal de sa Font, en el corazón de Ciutadella, a escasos metros del lugar donde se alzaba una de las cinco puertas de entrada a la ciudad medieval. El Bastió de sa Font, sede actual del Museo Municipal de Ciutadella, es uno de los pocos testimonios que quedan de aquella antigua muralla.

Si nos adentramos en el centro histórico, podremos distinguir interesantes muestras arquitectónicas de diferentes períodos históricos, entre las que sobresalen edificios religiosos como la Catedral (s. XIV) o las iglesias de El Socors, Sant Crist y Sant Francesc, todas ellas del siglo XVII, así como palacios como Cas Baró, Ca n’Olivar, Can Saura-Morell y Cas Duc (s. XVII-XVIII).

Espacios públicos como Ses Voltes, la Plaça Nova o la Plaça des Born también nos hablan del rico pasado de una ciudad que fue durante mucho tiempo centro del poder administrativo, aristocrático y religioso de Menorca y que hoy día sigue ejerciendo, junto con Maó, un papel destacado en la organización territorial de la isla.

Con una población cercana a los 30.000 habitantes, Ciutadella concentra actualmente una parte importante de la actividad económica insular. Es, de hecho, el principal núcleo turístico y uno de los municipios con mayor peso en el sector del calzado y agroalimentario.

Desde el punto de vista natural, también juega un papel destacado. En su término municipal, que suma 186km2 de los 702km2 que tiene Menorca, se encuentran algunos de los rincones costeros más bellos de la isla, como el tramo en el que se suceden las playas de Son Saura, Es Talaier, Cala en Turqueta, Macarella y Macarelleta.

RESERVA DE BIOSFERA

La riqueza y singularidad paisajística y medioambiental de Menorca, unida al excelente grado de conservación en un espacio altamente humanizado, fueron reconocidas en 1993 por la UNESCO con la declaración de la isla como Reserva de la Biosfera. Con este título se distingue a los territorios que presentan un desarrollo sostenible, es decir, que compatibilizan la actividad económica y la preservación del medio ambiente.

Mireia Armengol
Mayo 2017

Fantástico!! El hotel es sencillamente perfecto, muy tranquilo, la habitación muy limpia y amplia, y la cama excelente !! De los más cómodos que hemos estado nunca! La atención de los propietarios es fantástica y te sientes realmente como en casa !! Es un pequeño secreto de Menorca que ha hecho que nuestro viaje sea inolvidable de por vida!

Jana Robles
Junio 2017

La estancia fue excelente! El trato desde el momento de la reserva (contacto muy amable y profesional por parte de Puri) hasta el check out fue exquisito. La delicadeza y entrega de Pedro, el propietario del hotel, es de admirar. La pasión, entusiasmo y humildad con la que trata a sus clientes es muy difícil de encontrar hoy en día. Él es mejor anfitrión así como el mejor guía turístico de Menorca que conocemos! Todos y cada uno de los lugares que nos recomendó fueron de lo más acertado. Restaurantes, playas, tiendas, oportunidades donde comprar las famosas Abarcas de Menorca o las bailarinas que hacen famosa a una marca de allí. Espectacular! Volveremos sin duda alguna. Gracias por todo Puri y Pedro! Os deseamos lo mejor.

Lottie Knutson
Junio 2017

Sólo un lugar encantador y una familia maravillosa. Te sientes como en casa, pero con mejor foos y mejor diseño que "en casa" (al menos en mi lugar). Sin mencionar la ciudad más bonita de Menorca.

Antonia
Agosto 2017

Nos encantó esta hermosa casa de pueblo llena de historia familiar. Adornado en el tiempo por una decoración de buen gusto y un ambiente relajante. Pedro y su esposa nos hicieron sentir bienvenidos, compartiendo el conocimiento local ayudando a maximizar el tiempo durante nuestra corta estadía. Nuestra habitación estaba bien diseñada, era espaciosa, luminosa y cómoda, con un surtido de bebidas en un mini bar bien surtido, que en mi experiencia es inusual para un hotel tan pequeño. El desayuno se tomó en un hermoso y tranquilo patio limpio y blanco que conectaba con una cocina donde había un delicioso buffet de productos locales. Pedro ofreció un buen té y café mientras conversaba sobre nuestro día por delante. La ubicación de este hotel boutique / hogar en el casco antiguo es perfecta para explorar Ciutadella con sus fabulosos restaurantes y tiendas. Nosotros recomendamos altamente este hotel.

Maria José
Agosto 2017

TODO MERECE LA MÁXIMA PUNTUACIÓN, DESDE ANTES DE LA LLEGADA, LA AYUDA E INFORMACIÓN QUE NOS DIERON SOBRE RESTAURANTES O ALQUILAR VEHÍCULO... CUANDO LLEGAS, LA BIENVENIDA Y EL ESTABLECIMIENTO AL COMPLETO. LOS GERENTES DEL HOTEL, UN TRATO EXCELENTE, CUIDAN AL MÁXIMO HASTA EL MÁS PEQUEÑO DETALLE. SALIMOS ENCANTADOS.

Natalia Gomez
Septiembre 2017

El hotel está muy bien ubicado en pleno centro de Ciutadella en una zona muy tranquila. Las instalaciones son estupendas, habitación muy acogedora y grande al igual que el baño. La terraza te invita a desconectar. Desayuno de 10. Lo mejor de todo el trato de sus dueños Puri y Pedro. Están pendientes de cada detalle para hacerte la estancia lo más agradable posible (proporcionan agua en bolsa térmica diariamente, toallas de playa, sombrilla y bolso de playa, algo muy de agradecer para los que nos desplazamos en avión) . Ha sido un placer poder conocerles. Nos han hecho sentir como si estuviésemos en nuestra casa.

Ana Arguimbau
Mayo 2018

Hotel de 10!!! Hace sólo un día que hemos vuelto, y ya hecho de menos el desayuno que Pere nos preparaba con tanto cariño cada mañana. Un trato personal de Pere que hace que la estancia aún sea más perfecta. Siempre dispuesto a aconsejarte las mejores playas o los mejores restaurantes dónde ir.
Habitación amplísima, cama enorme y comodíssima.
En fin, nos hemos sentido como en casa.
Lo recomendaría a todo el mundo sin dudarlo.
Si volvemos, seguro que repetiremos!!
Gracias por todo!!

Sean
Mayo 2018

El hotel fue absolutamente perfecto, desde la excelente comunicación del propietario del hotel a lo largo de la experiencia hasta el último minuto de detalles en las comodidades. Esto es, desde camas y almohadas realmente cómodas, hasta botellas de agua gratuitas en el refrigerador (aunque con adiciones muy leves y sutiles, estas son las cosas que solo ponen este hotel al límite para mí) Esto es probablemente un poco más caro que otros hoteles en el área , pero en mi opinión bien vale el costo. No puedo recomendar este lugar más altamente. Es en mi opinión un bnb con 4/5 estrellas hotel. Las habitaciones son elegantes y tienen cafetera con más que suficiente café para hacer cualquier adicto al café sobre la luna. Incluido, encontramos un pequeño frasco de galletas menorquines que eran un buen aperitivo. Más allá de esto, la habitación también tiene un mini bar muy bien abastecido, en caso de que no hayas dejado tu habitación (lo cual, confía en mí, entiendo por qué no lo harías). La habitación también era muy grande y espaciosa. El desayuno era delicioso y cumplió con todas las expectativas. El baño era excelente y contaba con una cantidad infinita de accesorios, desde bastoncillos de algodón y almohadillas de algodón hasta una ducha potente. Podría seguir y seguir, pero digamos que si te alojas en Cuitadella, este es el lugar para quedarse.

Michel Nalet
Agosto 2018

Muy bienvenido, Pedro, que no sabe qué hacer para complacer a sus clientes. Segunda estancia una semana después de la primera en 2017. Todo sigue siendo muy bueno, solo puedo recomendar una estancia en este hotel. Decir que felicitaciones por la atención del desayuno a la calidad de las habitaciones. Volveremos a disfrutar más de la terraza. ¡Estamos esperando la portada!

Leopold
Abril 2019

Pedro, el propietario, nos brindó muchos consejos: restaurantes, paseos, etc. El desayuno es único: jamón pata negra, pan recién hecho y croissants, zumo de naranja recién exprimido, etc. El cuarto y el baño son muy amplios y cuentan con mucho gusto Muchos extras en el baño. Un lugar para enamorarse! Ciutadella también nos sorprendió muy positivamente.